mice in the cloud

Actualidad

01/07/2014

La Capilla de la Bolsa, un lugar de leyenda para tus eventos

Tiene una capacidad total de 200 comensales, repartidos en 6 espacios y distribuidos en 3 plantas

La Capilla de la Bolsa se ubica en el espacio que antiguamente ocupaba la ermita de Santa Cruz, relacionada por las leyendas con la orden de los templarios. Hasta finales del siglo XIX, la casa de los cinco gremios principales de la ciudad, es decir, la Bolsa de Madrid se encontraba en este lugar hasta que finalmente se trasladaría al Paseo del Prado.

El restaurante La Capilla de la Bolsa fue concebido desde su apertura como un lugar en el que poder degustar lo mejor de la Alta Cocina Mediterránea. Han sido sus espectaculares instalaciones, las que han propiciado el uso de estas como espacio polivalentes donde organizar todo tipo de eventos.

Tiene una capacidad total de 200 comensales, repartidos en 6 espacios y distribuidos en 3 plantas. La Sala Capilla es el salón principal, las Tentaciones es una sala moderna, el privado de la Abadesa, el privado del Obispo, el Lucernario, y el privado del Monseñor que recrea un ambiente inglés que sirve de continuidad al Lucernario.

Todas ellas disponen de un equipamiento completo con pantallas portátiles, proyectores para ordenador, sistema de sonido, micrófonos. Para reuniones o presentaciones disponen de pantalla y proyector.

Espacios muy versátiles

La sala La Capilla, que tiene una capacidad para 90 personas, se ha mantenido un estilo clásico bajo la bóveda de cañón barroca decorada con labores de escayola y pan de oro. En ella se sitúa un piano de cola Steinweg de estilo rococó para ofrecer música en directo. Todo ello en contraste con una iluminación de última generación, cambiante, de manera que el espacio se transforma cada pocos minutos, mostrando diferentes ambientes.

La moderna sala Las Tentaciones, situada en la planta baja, es de uso exclusivo de los clientes del restaurante. El sorprendente mobiliario de estilo Art Decó crea un espacio propicio para disfrutar de una velada más informal. Presidiendo la estancia, una fotografía antigua de la actriz Jean Harlow. Es su amplitud y diseño lo que hacen de Las Tentaciones el lugar idóneo para presentaciones, cócteles y otros eventos. Espacio reservado para 55 personas.

El Lucernario está decorado con tonalidades doradas que cubren por completo las paredes de este salón en el que destacan los delicados retratos con figuras femeninas inspiradas en la cultura greco-romana que cuelgan de sus paredes.

Por último, la Capilla de la Bolsa dispone de tres salas privadas: El privado de la Abadesa, reservado para 10 personas, que cubre sus paredes con paneles de ónix verde de Pakistán y lámparas mariposa realizadas en exclusiva para este salón; el privado del Obispo, con capacidad para 7 personas, tiene un mobiliario de aluminio fundido en formas orgánicas y un fresco pintado en el techo por una artista siciliana; y el privado Monseñor que recrea un ambiente inglés que sirve de continuidad al Lucernario, con una chimenea francesa y una interesante colección de grabados de iglesias antiguas de Madrid. Este último es el más grande de los tres con una capacidad para 36 personas.