mice in the cloud

Actualidad

22/04/2015

Los viajes de negocio con destino a Rusia aumentaron un 15% en 2014

Las empresas españolas siguieron desplazándose a este mercado el pasado año pese a la inestabilidad de la zona y la caída del rublo frente al euro

El business travel, la herramienta clave para el desarrollo de la actividad empresarial, remontó el pasado año. Así, los viajes de negocio con destino a Rusia registraron crecimientos cercanos al 15% en el año 2014, según el informe de visados y viajes de negocios España Rusia 2015 elaborado por CAP 270 y la organización empresarial de viajes de empresa en España (Gebta).

Este dato contrasta con los viajes vacacionales que realizaron los viajeros hacia el conjunto de los destinos rusos que se vieron disminuidos en más de un 25%.

No obstante, los datos relativos a los primeros meses de 2015 confirman que el desarrollo de los viajes de negocio ya sigue la senda de la caída de los viajes por turismo, y ambos muestran decrecimientos de alrededor de 21% durante el conjunto de enero y febrero, en este caso comparado con 2014.

Así, el desarrollo del total de viajes a Rusia durante 2014 y los primeros dos meses del 2015 muestra un desarrollo con dientes de sierra y que no se percibe como regular.

Pese a la inestabilidad de la zona y al impacto de la caída del rublo frente al dólar y al euro, las empresas españolas no dejaron de desplazarse al mercado ruso durante 2014.

En el mencionado período, el número de visados expedidos para viajar a Rusia por motivos profesionales creció de forma significativa respecto del 2013 durante el primer y el segundo trimestre, mientras que en el tercer y cuarto trimestre los ritmos de solicitud de visados profesionales se habrían ralentizado, para empezar a decrecer levemente al final del período.

Patrones corporativos y vacacionales

El informe muestra que la distinta evolución en los flujos de los viajes hacia el mercado ruso evidencia la diferencia en los patrones de viajes corporativos y vacacionales.

Así, el análisis del comportamiento de los viajeros de negocio estudiados permite observar que los crecimientos de peticiones de visados se habrían visto poco o nada influenciados por la evolución del nivel de conflictividad en la zona.

El período de recrudecimiento del conflicto en Crimea, entre finales de febrero a abril coincide con mayores solicitudes de visados; el inicio del alto el fuego del mes de agosto en la zona o la firma de los protocolos de Minsk en septiembre, coinciden con crecimientos más leves de actividad o incluso decrecimientos de cara al último cuatrimestre del año.

Riesgos del viajero

De modo general, el viajero de negocios está más expuesto al factor inestabilidad geopolítica, jurídica o sanitaria que el turista o viajero vacacional.

A nivel global, se estima que aproximadamente 50 millones de viajeros se desplazan anualmente a áreas geográficas de riesgo. Los desplazamientos a zonas de potencial riesgo son inherentes al entorno y la dinámica empresarial y no van a disminuir en el futuro, porque las economías son cada vez más globales.

Esta realidad obliga a las empresas a reforzar las reglas básicas en materia de Risk Management en preparación y prevención.

"El viaje de negocios requiere de planificación y control por parte de las compañías, en tanto que responsables de la integridad y seguridad de sus empleados, y si bien las grandes corporaciones suelen tener estos aspectos bien cubiertos, la incorporación creciente de las pymes a la internacionalización exige la interiorización y aplicación de idénticos patrones y estándares, realizando una auténtica política de viajes corporativa", recomienda Marcel Forns, director general de GEBTA.

En lo que a la gestión de visados respecta, el director general de CAP 270, Per Kvam, recordó que "en particular en el mundo de los negocios, la eficiencia en la tramitación de los visados en aquellos mercados en los que son preceptivos, es básica para poder garantizar el cumplimiento de las siempre ajustadas agendas y calendarios de las empresas".